top of page

Todas las que fueron y serán

Día Internacional de la Mujer, por si algún/a despistado/a aún no se ha enterado de qué va esto del 8 de marzo.

Se llenan los periódicos de razones por las que realizar manifestaciones, de motivos por los que salir a la calle a reivindicar, de división, de bandos y de historias que alejan el valor simbólico de un día tan sumamente especial.


El día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, instaurado por la ONU en 1975, en numerosos países. Comenzó siendo un día en el que reclamar la igualdad para la mujer trabajadora en el contexto de la revolución industrial. Se trataba de los inicios de la mujer en el mercado labora.

Y ahora la lucha es la misma y a la vez es otra, más compleja, más profunda, un contexto distinto, pero un mismo objetivo: igualdad de derechos, solo en el mercado laboral productivo, sino también en los cuidados, en ese trabajo invisible, que no se ve, pero pesa y cuenta mucho, es gran trabajo que es prácticamente femenino, que mantiene el orden de las cosas y que empuja cada día a la renuncia a numerosas mujeres.


Manifestación 8 de marzo de 2018, Valencia.

Llevamos una semana cargada de noticias sobre la desigualdad entre hombres y mujeres, de las diferencias salariales, de las diferencias entre las trayectorias profesionales, entre los resultados escolares de niñas y niños. No paro de pensar en si mañana, cunado el hashtag #8M ya no sea trending topic, nos habremos olvidado de todos los titulares.


Algo me hace pensar que no.


Algo me hace pensar que no, porque son muchos años luchando por una sociedad en la que no haya desigualdades, demasiados años presentando cifras que demuestra una y otra vez que las mujeres vivimos en una posición de desventaja respecto a los hombres y, constatando que somos mujeres y las madres las más perjudicadas cuando hablamos de reconocimento social y laboral.


Algo me hace pensar que no, porque somos una generación de mujeres y madres a las que han preparado para tener un recorrido profesional igual que los hombres y cuando entramos en el mercado laboral nos damos cuenta de que nuestra situación profesional es peor que la de los hombres.


Manifestación 8 de marzo de 2018, Valencia

Reivindicaremos este 8M

Por todas las mujeres.

Por las mujeres que fuimos y por las que seremos.

Por las que no pueden gritar y por las que rompen barreras.

Por las que cuidan y por las que se cuidan.

Por las que un día gritamos y por las que no pueden hacerlo.

Por las que un día parimos y por las que nos llaman locas inconformistas.

Por las que no renuncian y por las que han tenido que renunciar.



58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page